Aprobado por el Consejo de Admnistración el 4 de Diciembre de 2018

1. INTRODUCCIÓN
Intrauma S.p.A. (en lo sucesivo, la Sociedad) en el ejercicio de su actividad estatutaria, ha decidido adoptar en virtud de lo previsto en el Decreto Legislativo 8 de Junio de 2001, n. 231 (en lo sucesivo, “Decreto Legislativo 231”), el presente Código, que indica, junto con el Modelo de organización, gestión y control, una serie de medidas y procedimientos de prevención y disciplinarios adecuados para reducir el riesgo de delito dentro de la organización corporativa.

2. FIN
La Sociedad, con el fin de delinear los valores de referencia de su propia actividad corporativa, establece el presente Código Ético que tiene que guiar, tanto en Italia como en el extranjero, las decisiones corporativas de todos los Destinatarios, como se indican a continuación.
Por eso, en cada relación contractual se tiene que hacer referencia a los contenidos del presente Código Ético, junto con las previsiones del Modelo de organización, gestión y control en virtud de lo previsto en el Decreto Legislativo, para que se pueda instar a las contrapartes contractuales a que observen las previsiones establecidas.

3. DESTINATARIOS
Las disposiciones del presente Código Ético se aplican, sin alguna excepción, a todos los participantes de la Sociedad y, por lo tanto, a los directivos, empleados, clientes, proveedores y a todos los que, directamente o indirectamente, establemente o temporaneamente, actúan con el mismo (en lo sucesivo, “Destinatarios”).
Cada destinatario tiene que observar lo previsto en el Código Ético por lo que se refiere a sus tareas y responsabilidades y cualquiera violación constituye un acto de ejecución de la sanción disciplinaria.
El Código Ético, que representa el manifiesto de los valores corporativos, prevalece sobre cualquiera circular o cualquier procedimiento introducidos, que estén en conflicto con este Código.
Cada destinatario tiene que conocer el contenido del Código Ético y, en caso de dudas o perplejidades sobre los contenidos y las previsiones, tiene que solicitar información para comprender su significado plenamente. Los responsables de la función de control tienen que comprobar el respeto de las previsiones establecidas en el Código Ético por parte de los Destinatarios, así como verificar la correcta transposición del Código y llevar a cabo y promover medidas adecuadas para evitar violaciones. Si estos responsables identifican conductas que están en conflicto con lo previsto en el presente Código Ético, tienen que informar al Organismo de Control.

4. PRINCIPIOS DE ÉTICA Y CONDUCTA

4.1 Respeto de la ley
La Sociedad reconoce como principio imprenscindible el respeto de la legislación vigente en todos los países en los que la misma opera.
Los Destinatarios tienen que conocer todas las normas que se refieren a su conducta dentro de las actividades corporativas. En caso de dudas, la entidad tendrà que comunicar a los Destinatarios la manera en que proceder.
Además, la entidad tendrá que asegurar una educación continua y sensibilización de los Destinatarios con respecto a lo previsto en el Código Ético y a las consecuencias aplicativas.

4.2 Corrección, lealtad y cooperación
La corrección representa el principio fundamental para todas las actividades de la Sociedad y constituye un elemento imprescindible de la gestión corporativa.
La conducta de los Destinatarios en el ejercicio de sus propias actividades tiene que basarse en los principios de corrección, lealtad y cooperación, de manera que todos puedan desarrollar sus tareas en un ambiente tranquilo y sin conductas denigratorias y descalificadoras, es decir, conductas que impiden el ejercicio de las actividades. Se tiene que respetar a todos por el trabajo que hacen.
La Sociedad exige que en las relaciones internas y externas no occurran acosos de cualquier tipo, por ejemplo la creación de un ambiente laboral hostil frente a un trabajador individual o grupos de trabajadores, la interferencia injustificada con el trabajo de los demás o la creación de obstáculos e impedimentos a las perspectivas profesionales de los demás.

4.3 Imparcialidad y principio de no discriminación
La Sociedad, en todas las decisiones que afectan a las relaciones con los Destinatarios o de todas formas con cualquier interlocutor, se compromete a evitar todos los tipos de discriminación por razones de edad, sexo, sexualidad, estado de salud, raza, nacionalidad, opiniones políticas y creencias religiosas.

4.4 Conflicto de intereses
Los Destinatarios tienen que evitar situaciones o actividades que puedan llevar a conflictos de intereses o que podrían interferir con su propia capacidad de tomar decisiones imparciales, es decir en todas esas situaciones donde la consecución del interés personal esté en conflicto con el interés o los objetivos corporativos, así como todos esos casos en los que el Destinatario pueda beneficiarse o sacar provecho indebidamente a causa de los conocimientos relacionados con su propia actividad corporativa.
Los Destinatarios, en caso de conflicto de intereses, tienen que abstenerse de participar, directamente o indirectamente, en todas las decisiones o deliberaciones relacionadas con la materia a la que el conflicto corresponde, declarando su propria situación explícitamente.

4.5 Principio de fidelidad
La Sociedad mantiene una relación de confianza y fidelidad mutua con todos los Destinatarios. Los Destinatarios tienen que considerar el respeto de las normas del Código Ético como parte esencial de sus propias obligaciones sociales. Las obligaciones de fidelidad prohiben a todos los empleados:

  1. Ejercer actividades laborales para terceros, actividades de asesoría u otras actividades que sean incompatibles con la actividad desarrollada para la Sociedad, sin la aprobación previa escrita, durante el periodo de la relación contractual;
  2. Llevar a cabo actividades contrarias a los intereses de la Sociedad o incompatibles con sus propios deberes.

4.6 Recursos humanos
La Sociedad reconoce la relevancia de los recursos humanos y la importancia de establecer y mantener con ellos relaciones basadas en la mutua confianza. Por lo tanto, en la gestión de las relaciones laborales y de colaboración, se inspira en el respeto de los derechos de los trabajadores y en la plena valorización de su aportación con el fin de favorecer su desarrollo profesional.
En particular, la selección de personal, la remuneración, la educación y las promociones tienen que basarse en criterios preestablecidos y objetivos, que aspiran a la corrección, imparcialidad y mérito.
Las contrataciones se realizan en conformidad con las leyes.
Todos los empleados tienen el derecho de llevar a cabo las tareas para las que se les ha contratado, en consonancia con los objetivos que hay que alcanzar y para permitirles su desarrollo profesional.
Se tienen que motivar y documentar adecuadamente todas las decisiones conectadas con la relación contractual.
La Sociedad promueve programas de actualización y educación que apuntan a valorizar profesionalidades específicas y a mantener y aumentar las habilidades y los conocimientos adquiridos durante el periodo de colaboración.
Además, la Sociedad se compromete a reforzar y difundir la cultura de la seguridad, desarrollando la conciencia de los riesgos y promoviendo conductas responsables por parte de todos los Destinatarios, con el fin de preservar su salud, seguridad e intregridad física.
El sistema de premios tiene por objeto el reconocimiento de méritos y habilidades, como la consecución de los objetivos, el respeto de los valores y de las reglas corporativas, la profesionalidad, la responsabilidad, la habilidad de trabajar en equipo y de sugerir propuestas de mejoras y desarrollo empresarial.

4.7 Humo
Se subraya que está prohibido fumar en los lugares donde fumar pueda suponer un riesgo para la seguridad y la salud de las personas (y por lo tanto en todos los lugares cerrados a excepción de los que disponen de los necesarios sistemas de aspiración de humos).

4.8 Protección de la privacidad
La Sociedad se compromete para que el trato de los datos recogidos en las bases de datos y archivos de papel esté dirigido exclusivamente al cumplimiento por parte de la Sociaded de las finalidades relacionadas con el ejercicio de su propia actividad.
Los Destinatarios tienen que mantener la debida reserva sobre estos datos y actuar para que se observen todos los cumplimientos previstos en la legislación en materia de privacidad (Reglamento Europeo (UE) 2016/679 y normas relacionadas).

4.9 Protección del medio ambiente
La Sociedad promueve el correcto uso de los recursos y el respeto del medio ambiente. En particular, promueve iniciativas que aspiran a reducir el impacto de sus actividades en el medio ambiente, considerando siempre el desarrollo de la investigación scientífica y las mejores prácticas en materia.
Los Destinatarios, en el ejercicio de sus propias funciones, se comprometen a respectar la legislación vigente en materia de protección medioambiental.

4.10 Protección del patrimonio corporativo
Todos los Destinatarios son directamente y personalmente responsables de la protección y conservación de los bienes, materiales e inmateriales, y de los recursos, materiales e inmateriales, que se les ha dado para llevar a cabo sus tareas.
Además, son responsables del uso de los mismos en conformidad con el interés de la Sociedad.
Todos los Destinatarios tienen que respetar la confidencialidad en cuanto al know-how scientífico, productivo y comercial de la Sociedad y a las decisiones estratégicas para proteger la propiedad industrial e intelectual, así como el desarrollo de la misma. Todos los Destinatarios, por lo tanto, tienen que mantener la máxima confidencialidad y comprometerse a no revelar a terceros no autorizados datos reservados.

4.11 Información contable y gestional
Todos los Destinatarios que participan a la elaboración de los datos contenidos en los presupuesto, en los informes corporativos y en todas las comunicaciones corporativas tienen que atenerse a los principios de transparencia y corrección para que se puedan elaborar documentos veraces y atendibles, adecuados para identificar la real situación corporativa. Agentes competentes elaboran los asientos contables en conformidad con la legislación de referencia y los procedimientos corporativos.
Los procedimientos informáticos previstos para la actividad administrativa y contable se basan en la eficiencia, la corrección, la exhaustividad y la conformidad con los principios contables y tienen que favorecer actividades de control y verificación sobre la legitimidad, congruencia, coherencia de la toma de decisiones, autorización e implementación.
La información que confluye en la contabilidad, tanto general como analítica, tiene que atenerse a los principios de claridad, trasparencia, corrección, exhaustividad y exactitud.
Siempre tiene que ser posible la verificación de la toma de decisiones y autorización de las mismas. Por cada operación tiene que haber un adecuado archivo de documentos para que se puedan llevar a cabo actividades de control que establescan las características y las razones de las operaciones y que permitan identificar quien ha autorizado, efectuado, registrado y verificado la operación misma.
Además, la Sociedad ofrece la máxima cooperación al Consejo de Vigilancia proporcionando la información correcta, veraz y oportuna.
Todos los Destinatarios tienen que señalar sin demora posibles errores u omisiones en el proceso de contabilidad y todas las conductas que no cumplen las previsiones del presente Código Ético.

4.12 Prohibición de violación del Modelo de organización, gestión y control en virtud de lo previsto en el Decreto Legislativo 231/2001
El presente Código Ético, aunque cumpla la función de guiar la conducta en los asuntos de los Destinatarios hacia estándares deontológicos, constituye al mismo tiempo la primera y fundamental componente del Modelo de organización, gestión y control adoptado por la Sociedad en virtud de lo previsto en los articulos 6 y 7 del Decreto Legislativo 231. Por lo tanto, la Sociedad considera que hay que prohibir explicitamente esas conductas delictivas que puedan involver a la Sociedad en un audiencia penal en virtud del Decreto Legislativo 231/2001.
Es totalmente contraria a los intereses de la Sociedad cualquier tipo de violación de las prohibiciones antes mencionadas.
Por eso, la Sociedad tiene que:

  • Evitar riesgos de comisión de un delito, preveniendolos, si son evitables, a través de la identificación de protocolos específicos;
  • Combatir los riesgos en su origen;
  • Sancionar firmemente las violaciones.

4.13 Lucha contra el blanqueo de capitales
La Sociedad no tendrà que implicarse en asuntos de blanqueo de capitales procedentes de actividades ilegales o delictivas de ninguna manera y en ninguna circumstancia. La Sociedad se compromete a respetar todas las normas y disposiciones, tanto nacionales como internacionales, en materia de blanqueo de capitales. Antes de establecer relaciones o firmar contratos con socios en relaciones comerciales, los Destinatarios tienen que asegurarse sobre la fiabilidad y el respeto de la legislación por parte de la contraparte.

5 LAS NORMAS ÉTICAS FRENTE A TERCEROS

5.1 Clientes
Los Destinatarios de la Sociedad, en el ámbito de la gestión de las relaciones con los clientes, siempre en conformidad con los procedimientos internos, sobre todo los previstos en el Modelo de organización, gestión y control, tienen que favorecer la máxima satisfacción del cliente y tienen que actuar de manera transparente y correcta, en conformidad con la legislación vigente, para que el cliente pueda tomar decisiones informadas.
Todos los Destinatarios tienen que señalar al Organismo de Control cualquiera conducta del cliente que parezca contraria a los principios del presente Código.
La Sociedad se compromete a proporcionar servicios y productos de calidad para garantizar la máxima satisfacción y protección de sus clientes, implementando sistemas de control interno adecuados para evitar que el producto o servicio proporcionado sea distinto, por su naturaleza, su origen, su procedencia, calidad o cantidad de lo convenido.
Están prohibidos regalos, de cualquier forma, a favor de los clientes de la Sociedad a excepción de los que proceden de costumbres corporativas y que no superan el importe de 25 euros.

5.2 Contrapartes (Proveedores, socios comerciales, asesores y agentes)
La selección de las contrapartes y la determinación de las condiciones de compra o prestación de los servicios tienen que ser efectuados sólo por las personas a tal fin identificadas en los procedimientos internos, teniendo en cuenta las previsiones del Modelo de organización, gestión y control y basándose en una evaluación objetiva y trasparente de competitividad que considere la calidad, la economía, el precio, la capacidad de proporcionar y garantizar servicios de nivel adecuado y el cumplimiento de los requisitos.
Ningun Destinatario puede establecer relaciones con cualquiera contraparte si tiene una posición de conflicto de intereses cualquiera en la actividad misma.
Todos las relaciones contractuales tienen que contemplar la confomidad de las condiciones con lo convenido, la trazabilidad y tienen que inspirarse en los principios de corrección y buena fe, en conformidad con la legislación vigente.
La Sociedad se compromete a identificar los criterios de designación de cargos y mandatos con las contrapartes que valoricen la habilidad, la economía, la trasparencia y la corrección. La Sociedad ha establecido mecanismos adecuados para alejar la contraparte que actúe en violación de la ley y de las previsiones del presente Código. En particular, controla, dentro de lo posible, que las contrapartes no estén implicadas en actividades ilegales, de blanqueo de capitales, delincuencia organizada, terrorismo.
Están prohibidos regalos, de cualquier forma, a favor de los clientes de la Sociedad a excepción de los que proceden de costumbres corporativas y que no superan el importe de 25 euros.

5.3 Relaciones con la Administración Pública
Las relaciones con la Administración Pública cumplen las previsiones del presente Código y son gestionadas sólo por las personas explicitamente identificadas en los procedimientos internos, en particular las identificadas en el Modelo de organización, gestión y control.
Todas las actividades se basan en el respeto de la honestidad, transparencia, corrección, buena fe y legalidad. En particular, no hay que crear situaciones que perjudiquen la imparcialidad de la Administración Pública. Todo esto supone que:

  • Cualquier Destinatario que se encuentre en una posición de conflicto de intereses con la Administración Pública o con los agentes que a ella pertenecen, tiene que permanecer impasible;
  • Cualquiera persona se entere de que unos miembros de la Administración Pública han pedido dinero u otras utilidades tiene que informar oportunamente el Organismo de Control;
  • Los Destinatarios no pueden ofrecer dinero o regalos a los directivos, funcionarios o empleados de la Administración Pública o a sus parientes, tanto en Italia como en otros países, a menos que no sean regalos o utilidades de escaso valor. Se consideran actos de corrupción los pagos ilegales efectuados por la Sociedad tanto a través de sus propios empleados como de las personas que actúan en nombre de la Misma;
  • Cuando se está llevando a cabo una negociación comercial o cualquier otro tipo de relación con la Administración Pública, los Destinatarios o los agentes terceros que representan la Sociedad no tiene que tratar de influir impropriamente en las decisiones de la contraparte, ni en las de los funcionarios que abordan o toman decisiones por cuenta de la Administración Pública o Instituciones Públicas;
  • En caso de participación en una licitación de la Administración Pública, la Sociedad se compromete a actuar en conformidad con la ley y con la correcta práctica comercial;
  • Está prohibido, durante la elaboración de documentos sociales, plantear hechos que no corresponden a la realidad y que puedan inducir a error o alterar la capacidad de análisis o decisión de la Administración Pública;
  • Está prohibido destinar a fines distintos de los previstos contribuciones, subvenciones o financiación por parte del Estado o de otra entidad pública, es decir de la Comunidad Europea;
  • No se permite ninguna conducta que apunte a conseguir por parte del Estado, de la Comunidad Europea u otra entidad pública, contribuciones, financiación, créditos concedidos en condiciones favorables u otros desembolsos a través de documentos o declaraciones
    deliberadamente parciales, incorrectas, omitidas, para que induzcan a error el prestamista. En todas las relaciones con la Administración Pública y con las Instituciones Públicas, la Sociedad se compromete a prestar una plena y escrupulosa atención a la legislación y al marco regulador aplicable. Si la entidad se sirve de terceros para que se le represente en las relaciones con la Administración Pública, se aplican las mismas directivas previstas para los empleados.

5.4 Autoridad de Vigilancia y Autoridad judicial
Las relaciones con la Autoridad judicial o de Vigilancia se basan en los principios de legalidad, transparencia, cooperación leal. La Sociedad cumple con todas las previsiones de la ley sobre las comunicaciones y flujos informativos frente a estos agentes, garantizando la exhaustividad, la veracidad e integridad de la información, la objetividad en las evaluaciones y la rapidez de la respuesta.
Con ocasión de controles o inspecciones, también de acuerdo con las previsiones del Modelo de organización, gestión y control, todos los Destinatarios tienen que ser disponibles y cooperar. Si se vean sometidos a presiones de cualquier tipo, que puedan perturbar la tranquilidad o inducir a guardar silencio o aún a desviar los controles ya en curso, informen oportunamente el Organismo de Control. Nadie puede ejercer presiones cuyo objetivo sea perturbar la tranquilidad, inducir a guardar silencio o a desviar los controles ya en curso.

5.5 Medios de comunicación
Las relaciones entre la Sociedad y los medios de prensa corresponden al Presidente del Consejo de Administración y, según unos posibles poderes, a los Gerentes de Àreas y se tienen que llevar a cabo en consonancia con la política de comunicación establecida por la Sociedad y, de todas formas, respetando los principios de verdad, legalidad y buenas costumbres.
Los Destinatarios por lo tanto no pueden proporcionar información a los representantes de los medios de prensa sin la autorización de las funciones competentes. La participación, en nombre de la Sociedad o en representación de la misma, tiene que ser autorizada y oficializada regularmente por escrito por el Presidente del Consejo de Administración. La información y las comunicaciones proporcionadas tendrán que ser veraces, completas, precisas y homogéneneas entre sí.

5.6 Relaciones con las organizaciones sindicales, políticas, sociales y culturales
La Sociedad compara las organizaciones sindicales con responsabilad y en términos constructivos, favoreciendo un ambiente de mutua confianza y diálogo.
Las relaciones con los partidos políticos, si consideradas necesarias, corresponden exclusivamente al Consejo de Administración. Está prohibida la promesa o la dación, incluso encubierta, de dinero u otras utilidades a personas que pertenecen a organizaciones o partidos políticos. La Sociedad se abstiene de manifestaciones o iniciativas que se basen en razones políticas evidentes.
La Sociedad puede apoyar iniciativas sociales o culturales, incluso con cuotas de dinero, siempre que haya un responsable encargado con tal fin y que la oportunidad de participación y la equidad de la cuota y la fiabilidad de la persona que recibe el dinero sean motivadas adecuadamente.

5.7 Relaciones con los competidores
En el ejercicio de su propia actividad, la Sociedad se compromete a actuar de conformidad con la lógica corporativa y de competencia leal, evitando que ocurran conductas de competencia desleal, a través de actividades denigratorias de los competidores o conductas ilegales y dirigiendo la actividad corporativa hacia una conducta que no perjudique los intereses de las demás empresas.

5.8 Uso del pago en efectivo
Los pagos en efectivo se autorizan dentro de un límite de 500 euros sólo para compras de timbres y sellos y previa autorización de un miembro del Consejo de Administración.

6. NORMAS DE DESARROLLO DEL CÓDIGO ÉTICO
6.1 Encargado del Código Ético
Se individua el Encargado del Código Ético, es decir una persona encargada de verificar la aplicación e implementación del Código Ético, que responde directamente al Consejo de Administración de la Sociedad. El Encargado del Código Ético, si lo considera oportuno, podrá informar sobre su propia actividad el Consejo de Administración. Al Encargado del Código Ético le corresponden estas tareas:

  • verificar periódicamente la aplicación y el respeto del Código Ético a través de la actividad de control, que consiste en comprobar y promover la mejora de la ética dentro de la Sociedad a través de la análisis y evaluación de los procesos de control de los riesgos éticos;
  • poner en marcha iniciativas para difundir el Código Ético;
  • proponer al Órgano de Administración modificaciones y complementaciones del Código Ético;
  • recibir comunicaciones de infracción del Código Ético y llevar a cabo investigaciones al respecto;
  • desempeñar funciones consultivas con respecto a la adopción de medidas sancionadoras;
  • elaborar anualmente un informe relativo a la actividad llevada a cabo y entregarlo al organo de administración.

En el ámbito de su actividad, los recursos necesarios que se individuarán entre el personal de la Sociedad sobre la marcha, asistirán al Encargado del Código Ético.
Todos los Destinatarios de la Sociedad tienen que cooperar con el Encargado del Código Ético, tanto con comunicaciones como proporcionando los documentos corporativos necesarios para desempeñar la función que le corresponde. En caso de deuda sobre la legalidad de una conducta específica, sobre el incumplimiento del Código Ético o sobre la oposición al Código Ético, el Destinatario podrá acudir al Encargado del Código Ético. La comunicación de posibles infracciones por parte de los Destinatarios se tendrá que presentar por escrito y se podrá transmitir, además de la línea jerárquica, al Encargado del Código Ético a través del envío de la comunicación por correo en las oficinas de la Sociedad en Rivoli, via Genova, 19. Las comunicaciones de posibles infracciones del Encargado del Código Ético se podrán transmitir al Consejo de Administración para que éste delegue a uno de sus miembros la tarea de llevar a cabo investigaciones consideradas necesarias y/o oportunas. Se mantendrá la máxima reserva sobre las comunicaciones recibidas. Siempre es posible trasmitir comunicaciones, incluso anónimas, al Organismo de Control.

6.2 Difusión del Código Ético
El Encargado del Código Ético difunde el Código Ético a los Destinatarios con las modalidades siguientes:

  • transmisión – según los casos y a su juicio por correo electrónico y/o fax y/o correo y/o entrega en mano – a los empleados y colaboradores de la Sociedad, (indicando que el Código Ético se tiene que considerar vinculante para todos los empleados) y a los miembros del Consejo de Vigilancia de la Sociedad que firmarán una declaración específica;
  • Transmisión: según los casos y a su juicio por correo electrónico y/o fax y/o correo y/o entrega en mano – al organo de administración de las Sociedades controladas y/o relacionadas con la Sociedad (si ellas desempeñan actividades en colaboración o para la Sociedad) para que este órgano adopte el Código Ético a través de una específica deliberación y tome las decisiones consideradas más oportunas;
  • Publicación: en el sitio web www.intrauma.com;
  • Fijación del cartel del Código Ético en un lugar acesible a todos los empleados y colabordores, en virtud de lo establecido y de los efectos previstos en el articulo 7, párrafo 1 de la Ley 300/1970;
  • una vez al año o cuando sea necesario, organización de una reunión informativa a la que se invitarán a participar a todos los empleados y colaboradores de la Sociedad, a los miembros del órgano de administración y de auditoría de la Sociedad, a los directivos de las sociedades controladas y/o relacionadas con la Sociedad, así como, cuando proceda, incluso a los terceros que colaboran, por cualquier concepto, con la Sociedad para ilustrar posibles novedades importantes desde el punto de vista ético. Se elaborará la específica acta indicando las personas que han intervenido y los temas tratados;
  • comunicación de la existencia del Código Ético a colaboradores externos y proveedores;
  • verificación de la inclusión de la cláusola en los contratos celebrados por la Sociedad para informar a los terceros de la existencia del Código Ético, como la siguiente: “Código Ético: la Sociedad, en la dirección de sus asuntos y en la gestión de sus relaciones hace referencia a los principios contenidos en su propio Código Ético, publicados en el sitio webo www.intrauma.com. La violación de las disposiciones que contiene, según la gravedad de la infracción, podrá implicar incluso la rescisión contractual por incumplimiento”.

7. VIOLACIONES DEL CÓDIGO ÉTICO

7.1 Introducción
Se perseguirán y sancionarán todas las conductas contrarias a las disposiciones del Código Ético ya que se oponen a los principios en los que la Sociedad se inspira. Las violaciones de las disposiciones del Código Ético constituyen una lesión de la relación fiduciaria con la Sociedad e integran actos de ejecución de la sanción disciplinaria: la aplicación de estas sanciones disciplinarias prescinde de la puesta en marcha de un posible proceso penal. Posibles medidas sancionadoras por violar el Código serán proporcionales al tipo de violación y a sus consecuencias para la Sociedad y se adoptarán de conformidad con la legislación aplicable y con los Contractos Colectivos de trabajo Nacionales vigentes. En referencia a las sanciones aplicables a los directivos, empleados y colaboradores de la Sociedad, cabe señalar que la comisión o el intento de comisión de los delitos incluidos en el Decreto Legislativo 231, además que ser sancionable penalmente, constituye un acto de ejecución de la sanción disciplinaria grave. Por lo que se refiere a los trabajdores autónomos y a los terceros, la violación de las disposiciones contenidas en el presente Código Ético podrá implicar la rescisión contractual en virtud de lo previsto en el articulo 1453 del Código Civil.

7.2 Sanciones aplicables a los empleados
Las conductas de los empleados que violen las reglas de conducta o de procedimiento contenidas en el presente Código Ético, se tienen que intender como actos de ejecución de la sanción disciplinaria de confomidad con la legislación aplicable. En particular, el empleado podrá recibir un reproche oral o escrito, una multa, la sospensión de su trabajo y de su remuneración, un despido con indemnización sustitutiva del aviso previo, un despido sin aviso previo. El Consejo de Administración a propuesta de los Órganos Directivos, previa opinión no vinculante del Encargado del Código Ético impondrá la sanción.

7.3 Sanciones aplicables a los miembros del Consejo de Administración
Si uno o más miembros del Consejo de Admnistración cometen las violaciones de las previsiones del presente Código Ético, el Encargado del Código Ético tendrá que comunicarlo inmediatamente a todo el Consejo de Administración y al Consejo de Vigilancia de la Sociedad, expresando su opinión en cuanto a la gravedad de la infracción. El Consejo de Administración, después de escuchar la opinión del Consejo de Vigilancia, adoptará las iniciativas oportunas y, en caso de infracciones graves, convocará a la Junta de Socios para exponerle los hechos comprobados y para adoptar deliberaciones consideradas necesarias. El miembro o los miembros del Consejo de Administración cuya infracción se discute tendrán que abstenerse de las deliberaciones relativas. Si el número de los miembros del Consejo de Administración que ha cometido las violaciones impida deliberar al organismo en cuestión, el Encargado del Código Ético tendrá que comunicarlo inmediatamente al Consejo de Vigilancia para que proceda en virtud de lo previsto en la ley, convocando a la Junta de Socios para adoptar las medidas necesarias.

7.4 Sanciones aplicables a terceros
Las conductas por parte de terceros contrarias a lo previsto en el presente Código Ético se podrán sancionar con la rescisión contractual, en virtud de lo establecido en el articulo 1453 del Código Civil y con la reclamación de indemnización por posibles daños causados.